NASA anuncia que encontró posible vida en luna de Saturno

Vea conferencia de prensa presentada por NASA

 

La búsqueda de la vida extraterrestre se ha reducido a una de las lunas de Saturno donde los científicos creen que los microbios podrían haberse formado de la misma manera que se desarrollaron en la Tierra.

Hoy jueves a las 2 pm (hora del este de Estados Unidos) la NASA anunció algunos nuevos hallazgos emocionantes sobre océanos más allá de la Tierra.

La esencia del anuncio: La NASA ha encontrado la prueba más convincente de que el océano debajo de la corteza helada de Encélado, la sexta luna más grande de Saturno, podría contener vida.

En el pasado, la sonda Cassini había observado chorros de agua que contenían sustancias químicas orgánicas procedentes de Encélado. Este último hallazgo añade un ingrediente clave para la vida de la mezcla: el hidrógeno.

Chorros de agua y vapor detectados por la sonda Cassini

La presencia de hidrógeno en los chorros hace que los científicos de la NASA sospechen que hay geysers geotérmicos en el fondo oceánico de Encélado.

Al igual que los respiraderos geotérmicos profundos dentro de los océanos de la Tierra, estos podrían ser el hogar de los microbios que utilizan la energía química de hidrógeno y dióxido de carbono para producir metano y energía para la vida.

Encélado
Ilustración de la dinámica bajo la superficie helada de Encélado, una de las lunas de Saturno.

También hoy, la NASA anunció que ha recogido más pruebas (aún no concluyentes) de que también hay explosiones de vapor de agua que emanan de Europa, la luna helada de Júpiter.

La misión de Cassini está al final de una impresionante carrera de 20 años. En sus últimos días, la nave espacial ha estado produciendo descubrimientos intrigantes. El anuncio de hoy agrega uno más a la lista.

En 2004, Cassini se convirtió en la primera nave espacial en órbita de Saturno. En sus exploraciones de la magnetosfera del planeta y de varias lunas, ha encontrado evidencia de un océano subterráneo en Encélado.

En la luna de Titán, reveló sorprendentemente características geográficas terrestres y grandes lagos de gas natural líquido en su superficie que superan a todas las reservas de petróleo y gas en la Tierra.

Aprendió cómo las lunas nuevas se podrían formar fuera de los anillos de Saturno. Y ha llevado a cabo detallados estudios fotográficos de los anillos del planeta y sus características superficiales.

Sonda Cassini orbitando Saturno
Representación artística de la sonda Cassini orbitando Saturno.

Ahora está comenzando una serie de órbitas que lo llevan al espacio entre el planeta y sus anillos, una región que ninguna nave espacial ha estado antes. Cuando Cassini esté en los anillos interiores, finalmente será capaz de tomar las medidas que ayudarán en los cálculos para determinar la masa de los anillos.

Cuando llegue septiembre, la nave espacial de 20 años se estrellará contra Saturno, habiendo gastado todo su combustible. Pero la inmersión a la muerte no es sólo para fuegos artificiales.

Si Cassini no se sumerge en la atmósfera de Saturno, corre el riesgo de contaminar potencialmente una de las lunas del planeta con escombros y microbios de la Tierra.

El final dramático de Cassini es también una última oportunidad para sacar más ideas de la nave espacial de 20 años.

Mientras la nave desciende hacia la atmósfera de Saturno, “varios de los instrumentos estarán encendidos”, incluyendo el espectrómetro de masas, según dijo Preston Dyches, un portavoz de la NASA. Este instrumento esencialmente puede “oler” la atmósfera y determinar los compuestos químicos de los que está compuesto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¡Ingrese a nuestro fan page Paraterrestre en Facebook!