¿Es el AATIP algo novedoso?

 

El Advance Aerospace Threat Investigation Program, conocido por sus siglas en inglés como AATIP, es un programa del gobierno de los Estados Unidos dirigido por el Pentágono para la investigación de fenómenos aéreos anómalos y determinar si estos representan una amenaza a la seguridad nacional.

La existencia de dicho programa  se dio a conocer públicamente el sabado 16 de Diciembre de este año 2017, por el New York Times.

¿Es un programa reciente, novedoso?

En los Estados Unidos, el primer programa patrocinado por el gobierno para investigar los avistamientos de objetos voladores no identificados, fue Project Sign, que comenzó a raíz de la primera ola de informes de “platillos voladores” en 1947.

Project Sign terminó en 1949, después de haber investigado más de 250 casos. Fue reemplazado por el Proyecto Grudge, que se prolongó hasta 1951, seguido por el proyecto Blue Book (Libro Azul) el más conocido de los estudios sobre ovnis del gobierno y el mas longevo. Fue “disuelto” en 1969.

Lo que valdria preguntar si realmente fue disuelto o se siguió manteniendo en secreto hasta la fecha de hoy, situándonos en las recientes declaraciones de Luis Elizondo sobre el proyecto avanzando para investigaciones de amenazas de fenómenos aéreos anómalos (AATIP) reseñado por el New York Times.

¿Otra vez Blue Book en un 2.0?

¿Acaso el AATIP es solo una máscara?

Todos estos programas fueron dirigidos por la fuerza aérea de Estados Unidos.

Estados Unidos no ha sido el único país en tratar de entender estos misterios aéreos.

Desde la guerra mundial, varios países han establecido oficinas o agencias para recopilar datos sobre avistamientos de ovnis, entre ellos Australia, Brasil, Canadá, Chile, Francia, Nueva Zelanda, España, Suecia y el Reino Unido.

Más secretarías han trabajado bajo la jurisdicción de los ministerios de defensa o de la fuerza aérea, no deja de sorprender, como la preocupación principal de las autoridades militares siempre ha sido determinar si los objetos representan una amenaza para la seguridad. Mientras que un sector público ha señalado a las especulaciones sobre el origen extraterrestre de los ovnis, la mayoría de las autoridades gubernamentales se han preocupado exclusivamente por sus implicaciones estratégicas.

Registros de archivo muestran que más militares y autoridades de defensa involucradas en la investigación de ovnis concluyeron muy temprano en su trabajo que los objetos, independientemente de si eran considerados como reales o no, no plantean ninguna amenaza a la seguridad nacional. Dicho esto, ya que las investigaciones necesariamente tenían que ser consciente de los proyectos de aviación clasificado que podrían confundirse con ovnis, típicamente fueron envueltos en secreto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¡Ingrese a nuestro fan page Paraterrestre en Facebook!