El Monte Shasta: un lugar de muchos misterios

En mi reciente visita a Mount Shasta pude constatar que definitivamente que, al igual que muchos lugares de atracción espiritual, destaca el hecho de que este lugar por años ha estado vinculado a fenómenos inexplicables y leyendas fantásticas.

Muchas personas creen que el Monte Shasta es uno de muchos lugares considerados sagrados en la Tierra y es llamado por algunos “La Montaña Mágica” o “La Gran Montaña Blanca”.

Mount Shasta, localizado en la cordillera del “Cascade Range” en California del norte se eleva sobre las montañas pintorescas del Condado de Siskiyou, a una altura de más de 14,179 pies sobre el nivel del mar y se considera como uno de los más grandes volcanes inactivos (la última erupción fue reportada incorrectamente como siendo en 1786) del Anillo de Fuego del Pacífico en los Estados Unidos continentales.

Vista panoramica desde la Everitt Memorial Highway
Vista panorámica desde la Everitt Memorial Highway rumbo al Monte Shasta.

Las leyendas y los misterios abundan sobre el aura etérea alegadamente sentida y vista por algunos que han caminado cerca y alrededor de esta maravilla natural. Aseguro haber percibido parte de eso y puedo dar testimonio de ello. Pero ya abundaré en detalles en un próximo artículo para que lleguen a sus propias conclusiones.

Los pueblos nativos, que le llaman “La Gran Montaña Blanca”, siempre han visto la montaña como un área sagrada y en las últimas décadas los creyentes de la Nueva Era ven a la montaña como poseedora de un poder místico que emana paz y armonía.
Miembros de la comunidad ufológica creen que una base alienígena secreta se encuentra profundamente establecida dentro de la montaña habitada por seres intra-terrenos provenientes del continente perdido de Lemuria.

 

UNA “BREVE” HISTORIA DE LA MONTAÑA

Monte Shasta
Lado suroeste de la montaña.

Los artefactos encontrados en y alrededor de la montaña (especialmente el lado norte) indican que ha sido habitado durante siglos (9.000 años se cree) por varias tribus nativas de América del Norte.

La montaña era una frontera natural y piedra angular que delineó el territorio tribal de muchos pueblos nativos americanos incluyendo el Shasta, Modoc, Wintu, Atsuwegi y Klamath.

Las leyendas indican que las antiguas tribus creían que el Monte Shasta fue el centro de la creación. Los descendientes de nativos americanos de las antiguas tribus aún llevan a cabo rituales en honor a la montaña y el poder espiritual que se cree emana.

El nombre Shasta es supuestamente atribuido a un cazador de pieles ruso que volvió de pasar tiempo en la montaña y llamó el lugar Chaa-tcha que significa un matorral. Más tarde el nombre evolucionaría a Shasta y luego al Monte Shasta. Otros historiadores y personas que alegaron ser nativos del área creen que la palabra ‘Shasta’ es un derivado moderno del nombre de una tribu nativa americana llamada “Shastise” oriunda de esa zona.

Se puede encontrar en la entrada del diario del 26 de diciembre de 1826 del líder Peter Skene Ogden de la brigada de la piel de la compañía de la bahía de Hudson (fuente de la referencia de la biblioteca del condado de Siskiyou).

 

LA NUEVA ERA Y EL MONTE SHASTA

Hoy en día, más de 100 grupos de la Nueva Era y comunidades religiosas consideran la montaña como una fuente sagrada de poder místico que puede llevar a la gente a la armonía y la paz.

El Monte Shasta ha sido identificado por muchos de estos grupos como un punto de poder cósmico, un punto de aterrizaje de OVNIS e incluso un punto de entrada a la quinta dimensión (o tierra paralela). Pero, la montaña ha sido un punto focal para otras sectas religiosas y espirituales marginales durante muchas décadas.

En 1884, el escritor y explorador, Fredrick Oliver escribió un libro titulado “Un habitante en dos planetas” que habló de túneles subterráneos y salas elaboradas donde vivían los descendientes de los Atlantes.

Cuadro de Saint Germain en la tienda esoterica The Soul Connection en Mount Shasta City
Cuadro de Saint Germain mostrada en la vitrina de la tienda esotérica The Soul Connection en Mount Shasta City

En 1930, Guy Ballard, fundador del movimiento “YO SOY” (en inglés I AM), declaró que alegadamente conoció al Maestro Ascendido Saint Germain en las laderas nevadas del Monte Shasta. Este culto y sus creencias fueron promovidas por Elizabeth Clare Prophet, una prominente líder norteamericana de la Nueva Era.

La leyenda de J.C. Brown, según reseñada por el investigador y filmógrafo norteamericano Stephen Sindoni, sobre un hombre que supuestamente trabajó como geólogo para la compañía minera Cowdray Mining Co. a principios del siglo XX y que afirmó haber descubierto una antigua civilización lemuriana en las cuevas del Monte Shasta, es otra constante importante en el folklore shastasiano.

Sindoni ha admitido en entrevistas que se sintió intrigado por Lemuria y la historia de JC Brown mientras buscaba el tema de su próximo guión. Según la investigación de Sindoni, Brown entró en una abertura en la tierra en algún lugar en el Monte Shasta y que viajó 11 millas de profundidad en la montaña encontrando alegadamente un pueblo con calles, tesoros escondidos y artefactos antiguos (por cierto, un relato muy similar al del húngaro Juan Moricz en la Cueva de los Tayos en Ecuador).

Brown también afirmó haber encontrado cuerpos momificados y esqueletos de 10 pies de altura de supuestos lemurianos o sus descendientes.

Brown organizó una expedición de 80 hombres para seguir explorando el antiguo túnel, pero desapareció misteriosamente el 19 de junio de 1934, antes de que pudiera realizarse.

Los Rosacruces, en 1932, difundieron la creencia de que el Monte Shasta fue el lugar donde los lemurianos llegaron cuando su continente fue destruido por actividad volcánica. Muchos creen que sus descendientes todavía viven en el interior de la montaña sagrada, incluso hoy en día, en una ciudad intra-terrena llamada “Telos”.

Monasterio budista Shasta Abbey
En la entrada del monasterio budista Shasta Abbey

Un monasterio budista fue construido cerca al Monte Shasta en 1971 por Houn Jiyu-Kennet. En parte porque el Monte Shasta es considerado una de las 7 montañas sagradas del mundo y se convirtió a su vez en un sitio de templos, santuarios y otros lugares sagrados de meditación.

 

MISTERIOS Y FENÓMENOS ANÓMALOS DEL MONTE SHASTA

En 1931, un voraz incendio forestal atravesó el Monte Shasta. Sólo para ser detenido de avanzar por una misteriosa niebla que surgió de súbito. Curiosamente, la inusual niebla creó una línea de demarcación carbonizada que mostró hasta donde se detuvo el fuego.

Muchos avistamientos de “Pie Grande” (Big Foot) han sido reportados en el Monte Shasta y se cree que es el hogar o escondite de estas criaturas tal vez míticas.

También se dice que es una base de re-abastecimiento energético de OVNIS. Muchas luces pulsantes extrañas y escuadrones de luces que danzan alrededor de la montaña y el bosque han sido reportados en los últimos 50 años por algunos testigos muy creíbles.

Los nativos americanos Hopi tienen leyendas acerca de una vasta red de cuevas y una ciudad bajo el Monte Shasta donde viven múltiples entidades.

Nubes lenticulares sobre Monte Shasta
Nubes lenticulares formadas sobre la montaña. Crédito: Snowbrains

Los creyentes de la Nueva Era ven el Monte Shasta como uno de los principales vórtices de energía espiritual de la Tierra. Es un lugar de extraña niebla y nubes que aparecen y desaparecen en momentos, dejando a la gente sorprendida y asombrada.

Los retiros espirituales a la montaña energizan a muchos visitantes, especialmente los buscadores abiertos a experimentar aventuras sinérgicas. Algunos incluso creen que es el lugar de reuniones angelicales.

Muchas personas que viven alrededor del Monte Shasta cuentan historias de personas humanoides de alta estatura que aparecieron de vez en cuando en la pequeña ciudad de Mount Shasta City que venían a intercambiar o recolectar ciertas cosas de varios comerciantes y luego desaparecían en el espeso bosque de la montaña.

Otra leyenda cuenta de grupos llamados Yaktavians, que se dice que son los grandes hace-campanas. A través de su uso del sonido y la vibración pueden manipular muchos aspectos de la vida y las dimensiones de la percepción sensorial.

Otras historias hablan de criaturas enanas que se han visto bastante a menudo, desde la década de 1930, por personas acampando y caminando por la montaña.

En resumen, el área del Monte Shasta es indudablemente un lugar de misterio. Personas oriundas de esa zona que pude entrevistar aseguran haber sido testigos de fenómenos anómalos aéreos alrededor del monte y el bosque, así como también percepciones extrasensoriales relacionadas posiblemente a la energía electromagnética que pulsa y se siente en lo profundo del bosque.

En mi próximo artículo compartiré mi experiencia en los talleres de meditación y contacto guiados por el investigador y contactado peruano Ricardo González junto a más de 130 personas de alrededor de todo el mundo llevados a cabo al pie de “La Gran Montaña Blanca” ocurridos entre los días viernes 18 al 20 de agosto de 2017.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¡Ingrese a nuestro fan page Paraterrestre en Facebook!