El misterio del Rancho Skinwalker

Existe una misteriosa parcela de terreno que muchos han llamado “el lugar más extraño de la tierra”. El rancho Skinwalker es un epicentro de actividad paranormal, rodeado durante décadas por cantidades desproporcionadas de avistamientos de OVNIS y otros fenómenos.

En 1994, Terry y Gwen Sherman y sus hijos se mudaron ellos junto a su ganado a un rancho de 480 acres al sur de Fort Duchesne, Utah.

En dos años, habían vendido el rancho, desesperados por dejar atrás el tormento paranormal que afirman que habían sido expuestos.

“Durante mucho tiempo nos preguntamos qué estábamos viendo, si era algo relacionado con un proyecto secreto”, dijo Terry a Deseret News en 1996. “No sé realmente qué pensar al respecto”.

La familia describió una nave del tamaño de múltiples campos de fútbol y extrañas luces intermitentes. El suelo de sus campos tenía grandes impresiones aplanadas en la hierba.

Había voces que hablaban en idiomas extraños que parecían emanar del aire.

Terry vio una figura con “más de siete pies de alto” de pie junto a un objeto.

El equipo de investigación de Robert Bigelow analizando las mutilaciones de animales.

Las vacas desaparecerían en el aire y otras serían encontradas asesinadas y mutiladas. En total, 14 cabezas de ganado muy costosas de una manada de 80 cabezas. Después de perseguir una bola de luz que rebotaba, tres de sus perros nunca más fueron vistos.

Este territorio habia registrado actividad y fenomenos inexplicables desde mucho antes que la familia Sherman viviera en el rancho.

Un profesor de secundaria retirado llamado Joseph Hicks había estado investigando los avistamientos paranormales del área desde que observó un objeto volador con sus estudiantes en 1951.

La porción de tierra que albergaba el rancho de los Sherman ya era conocida por misteriosos avistamientos y a lo largo de los años, había narrado cientos de avistamientos.

 

Articulo del Deseret News en el 1978.

En 1978, un artículo de Deseret News detallaba un avistamiento con varios testigos que identificaron un platillo volador flotando sobre el pueblo, a unos 10 kilómetros del rancho.

En sus estudios, Hicks encontró que la tribu Ute nativa americana que había llamado a la zona hogar durante miles de años tenía el folclore de misteriosas criaturas “skinwalker”. El area del rancho en particular había sido considerado maldito y prohibido. Se ganó el nombre de Rancho Skinwalker.

En 2002, Hicks le dijo al periodista George Knapp, quien escribió la historia definitiva del rancho para el periodico Las Vegas Mercury que la región de la cuenca de Uintah estaba tan plagada de acontecimientos extraterrestres que aproximadamente la mitad de la población había presenciado la actividad de los OVNIS.

Unas semanas después de que el artículo de Deseret News de 1996 apareciera sobre las misteriosas ocurrencias del rancho, un empresario hotelero y de bienes raíces de Las Vegas voló para conocer a los Sherman y llegó a un acuerdo para comprar la propiedad por $ 200,000.

Robert T. Bigelow había hecho su fortuna en la cadena de hoteles Budget Suites of America y era conocido por el interés y el dinero que había gastado para legitimar la investigación paranormal.

El empresario de Las Vegas Robert Bigelow dueño de la compañía de aeronáutica Bigelow Aerospace.

El año anterior a la compra del rancho, había invertido millones de dólares de su propio dinero para fundar el National Institute of Discovery Science como un laboratorio de investigación científicamente estricto para investigar la actividad extraterrestre.

Al trasladar al equipo al Rancho Skinwalker, el NIDS rápidamente construyó una estación de observación, colocó la propiedad con cámaras de video y contrató investigadores para observarla las 24 horas del día, convirtiéndo el rancho en un laboratorio de investigación científica. Investigaron múltiples eventos extraños, incluidos animales de otro mundo.

Tal y como Bigelow describió a la publicación online Wired en una inusual entrevista, él vino de una familia de creyentes. Sus abuelos vieron por primera vez un OVNI en 1947, cuando conducía a través del desierto de Nevada.

En el año 2005 el periodista George Knapp publicó su libro “Hunt for the Skinwalker”.

A lo largo de su niñez y más tarde en la vida, se sintió fascinado por lo paranormal, entrevistando a personas que dijeron que habían visto extraterrestres y habían buscado información del gobierno.

“Tengo una enorme cantidad de datos de muchas fuentes diferentes que me dan convicciones bastante fuertes sobre la autenticidad de la existencia de fenómenos anómalos, como los OVNIS”, dijo Bigelow a Wired.

Al fundar el NIDS, contrató a un equipo de alto calibre, incluido el coronel John Alexander, un asesor de la OTAN que previamente dirigió el programa de pruebas de armas no letales en la Biblioteca Nacional Los Alamos.

Con una disminucion de avistamientos paranormales en el rancho, el NIDS cerró en 2004.

En sus conclusiones finales, concluyó que el tipo de objetos vistos volando sobre Utah y otros lugares no eran consistentes con los aviones militares estadounidenses encubiertos.

Bigelow luego cambió su enfoque al turismo espacial, comenzando Bigelow Aerospace, una compañía que ha llegado a acuerdos con la NASA.

 

 

El periodista George Knapp y Robert Bigelow en una entrevista que nunca había sido presentada en televisión hasta ahora.

El periodista George Knapp ayer presentó un reportaje en el canal 8 en el programa noticioso Las Vegas Now I-Team revelando por primera vez al publico la relacion del Sr. Bigelow y su investigacion en el Rancho Skinwalker.

Esta investigación según el Sr. Knapp revelo que el ex senador demócrata de Nevada, Harry Reid, se mostró interesado en las indagaciones científicas del equipo de Robert Bigelow en el Rancho Skinwalker, lo que dio paso a la asignación de fondos destinados a la investigación OVNI en Bigelow Aerospace en Las Vegas en el 2007.

 

 

Fuentes:

The Deseret News

Rense.com artículo # 1

Rense.com artículo # 2

Wired articulo # 1

Wired articulo # 2

KLAS-TV

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¡Ingrese a nuestro fan page Paraterrestre en Facebook!